viernes, 15 de septiembre de 2017

La percepción pone en evidencia al perceptor


Definitivamente podemos decir que la percepción pone en evidencia al perceptor... porque vemos el mundo que queremos ver y si no lo vemos lo inventamos.

Para unos, una persona tiene mal carácter, para otros es un pan de Dios. ¿Qué hace que ante una misma circunstancia, ante un mismo hecho, dos o más personas vean o sientan de modo diferente? Acontece que bueno o malo son interpretaciones, por lo tanto son subjetivas. Dependen del observador que cada uno es. Tenemos diferentes perspectivas acerca de un mismo hecho y esto es así porque nuestra experiencia está filtrada por nuestros sistemas de creencias, por nuestros modelos mentales.

Peter Senge (En la quinta disciplina) define los modelos mentales como supuestos profundamente arraigados, generalizaciones e imágenes que influyen sobre nuestra manera de observar el mundo y, por lo tanto, también sobre nuestra manera de actuar en él.

Un pequeño relato para ver las diferentes interpretaciones frente a la misma situación:

Cuenta la historia que desde dos empresas de zapatos enviaron cada una a un representante al África para investigar el mercado de zapatos. Luego de un tiempo el primer representante manda un mail a su empresa que dice “mercado inexistente, aquí nadie usa zapatos” en tanto que el otro representante envía un mail a su empresa que dice “mercado potencial, aquí nadie tiene zapatos”.

Ahora bien... ¿Entonces que es lo que constituye mi mirada o el observador que soy?...

El observador que soy está constituido por una coherencia entre el estado de ánimo en el que me encuentro, mas la conversaciones internas que surgen a partir de mis creencias y lo que puedo ver.

Si a mi alrededor observo errores, es porque mi modelo mental me lleva a focalizar la atención en ello, entonces, no importa lo que el otro haga o deje de hacer, siempre le encontraré el error, el defecto, lo que le falta o lo que no hizo bien... porque ese es mi modelo mental, y como tal, es el filtro mediante el cual percibo el mundo que me rodea.

¿Que observas cuando observas?, ¿en dónde enfocas tu atención?... ¿De que hablas cuando hablas?...

Espero te sirva para reflexionar.
Un abrazo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

domingo, 3 de septiembre de 2017

Aprende a jugar tu propio juego interior


¡Qué sociedad ésta en la que hoy nos toca vivir!, ¿verdad?

Esgrimen "argumentos" para justificar posiciones, sin verificar las fuentes y se sumergen en discusiones interminables llenos de puro EGO. Entre tanto, argumentan y contra argumentan conceptos que rompen con cualquier principio de comunicación eficaz.

Reconozco que en otras épocas también me sumaba a esas cuestiones, pero hoy ya no más... podrán decir que vivo en un termo, que no me involucro... pero descubrí que todo ésto es parte de un plan estratégico que solo responde a los intereses de una minúscula clase dirigente cruel y tenebrosa, utilizando a las pobres e inocentes almas, llenándolas de desconfianza, odio y rencor.

Podríamos decir, y así lo interpreto, que es una nueva y avanzada forma de darle al pueblo "el circo" que necesitan para mantenerlos entretenidos en un mundo lleno de paroxismos y exacerbaciones emocionales. Pobre gente diría krishnamurti... Se identifican tanto con su propio EGO y sus descargas hormonales, se "alimentan" tanto de los hechos que les rodean, que se olvidan de si mismos, y entre tanto, pierden de vista que esos acontecimientos solo están allí para reflejarles su propio estado interno.

Si la gente supiera que los hechos son simples recipientes vacíos, que toman la forma del sentimiento que les embarga y llena, dejarían de inmediato de despilfarrar tanta energía en esas cuestiones, y se entregarían por completo a su desarrollo personal silenciosamente, que es la única y mejor manera de aportar algo saludable a esta enferma sociedad.

Deja de jugar el juego que otros intentan hacerte creer que es importante, y empieza a jugar tu propio juego interior. Te invito a leer "Lo que el hombre piensa" de James Allen. Un importante pensador ingles del 1700. Si no lo tienes, puedes solicitármelo dejándome tu mail aquí mismo y yo me encargo de hacértelo llegar.

Un fuerte abrazo

Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

miércoles, 30 de agosto de 2017

Por sus frutos los conoceréis



Hay personas que cuando ingresan a tu vida, ya sea como amigo, compañero, etc. suelen hacerte daño. Pero lo curioso es que son ellos quienes se sienten víctimas de los resultados y en consecuencia te reprochan por los acontecimientos que atraviesan. También es interesante observarlos en su proceder como suelen esgrimir un sin fin de "razones" que lo llevaron a actuar de esa forma. 

Podríamos decir que son verdaderos manipuladores de la palabra, porque saben manejar muy bien ciertas trampas dialécticas para hacer sentir culpables a quienes no lo son, o peor aún, justificar sus acciones acusando con falsedades a quienes ni siquiera conocen personalmente. Podríamos decir que son sofistas modernos. En este sentido Platón decía que éstos siniestros personajes tratan de adquirir el dominio del razonamiento utilizando el arte de la persuasión no al servicio de la verdad, sino al servicio de los oscuros intereses del que habla.


Mi sugerencia al respecto, es tomar distancia de estas personas, porque son verdaderamente tóxicas.

Como ya dijimos, se sienten víctimas de los hechos que les acontece, pero no toman conciencia de que fueron ellos mismos quienes se originaron esos acontecimientos con sus procederes, en consecuencia, en una actitud ciertamente infantil y con poca auto crítica, intentarán hacerte sentir culpable de las desgracias que atraviesan.

Vuelvo a insistir... toma distancia, ¡aléjate!... Esto aporta mucho a tu higiene mental y en consecuencia a tu Inteligencia Emocional. Te aseguro que es la mejor manera de ayudarte y de ayudarlos... quizás algún día, en su soledad, se atrevan a reflexionar de un modo más adulto y comprendan, aquello que dicen los grandes pensadores... "El exterior es el reflejo del interior", o como lo supo sintetizar el más elevado de todos... "Por sus frutos los conoceréis". Ten presente que todo árbol bueno siempre da frutos buenos y el árbol malo da frutos malos.

Estos conceptos que acabo de mencionar no solo son aplicables a las relaciones individuales, sino también a las relaciones interpersonales, grupales, comerciales, empresariales y en lo macro a las sociedades y naciones.

Cuando un jefe, gerente o gobernante considera que todas las dificultades que atraviesan son culpa o responsabilidad de los otros y no se hace cargo de su ineptitud o iniquidad, esta procediendo del mismo modo.

Espero que sirva para reflexionar.
Un saludo especial

Juan Carlos Lorenzo

Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

martes, 4 de julio de 2017

La energía debe circular


Cuenta la historia que en una oportunidad, allí por el mes de junio, en un pequeño pueblito de Córdoba comenzó a caer una lluvia torrencial durante varios días. Era baja temporada, y el mal tiempo que se avecinó para esa época del año, hizo que los pocos turistas que podrían visitar el lugar se abstuvieran de hacerlo.

Los habitantes tenían una fuerte preocupación, ya que debían afrontar sus deudas, pero por fortuna, de pronto llegó un turista con algo de dinero y decidió ingresar al pequeño y único hotel del lugar. Pidió una habitación y el dueño, que hacía las veces de recepcionista, le cobró $ 500 por la noche. El turista sacó de su billetera un billete de $ 500, se lo entregó al dueño y luego instaló en la habitación que éste último la indicó.

Contento el dueño por haber recibido al menos un turista, tomó el billete de $ 500 y salió corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Este, a su vez, inmediatamente luego de haber recibido el mencionado billete, corrió a pagar sus deudas al criadero de cerdos.

La cadena continuó, ya que a su turno, el dueño del criadero de cerdos, de prisa fue a pagarle al proveedor de alimentos para animales, y a su vez, éste pudo liquidar la deuda que tenía con la prostituta del pueblo. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece sus servicios a crédito. Por su parte la prostituta tomó el billete, e inmediatamente, se dirigió al pequeño hotel, en donde suele llevar a los clientes que solicitan sus servicios, con el objetivo de liquidar una deuda que todavía no había saldado.

Paralelamente a todo este movimiento, el turista había echado un vistazo a la habitación y si bien no era de su más amplio agrado, decidió quedarse ya que estaba cansado y necesitaba darse una buena ducha para luego dormir un poco. Lo cierto es que cuando intentó bañarse, el agua no estaba lo suficientemente caliente, de manera que ofendido optó por retirarse del hotel. El dueño del mismo trató de convencerlo para que no lo haga, pero todo resultó en vano. El turista ofendido le reclamó su dinero, y luego de que el dueño del hotel le regrese su billete de $ 500, se retiró del pueblo para no volver nunca más. No obstante, si bien al final de la jornada nadie gano un solo peso, ahora todos estaban sin deudas y mirando el futuro con más confianza.

MORALEJA: Cuando la energía circula, y el dinero lo es, ya que se trata de un modo de simbolizar la energía que pone una persona en la realización de sus actividades, entonces, se acaba la crisis.

REFLEXIÓN: Si consideramos la idea que el universo se maneja por leyes y no por artilugios, podremos comprender que una de las leyes que nos gobierna es la impermanencia. Esto se refiere a que todo está en movimiento constante, nada se detiene. Ya el sabio filósofo griego Heráclito lo decía “Nadie puede bañarse dos veces en el mismo río”, dicho con otras palabras… lo único permanente es la impermanencia.

Ahora bien… si aceptamos esto como un hecho, entonces, comprenderemos cuanto más fácil se nos puede hacer la vida, ya que ponemos a nuestro favor leyes del universo.

Si articulamos lo señalado con cualquier aspecto de la vida, observaremos que cuando la energía deja de circular comienzan procesos de desgaste y desmejoramiento que pueden culminar con la aniquilación de quien o quienes intentan permanecer en esa actitud.

Esto que estamos afirmando es observable tanto en lo macro como en lo micro. Por ejemplo, si tomamos a una empresa, como foco de atención, y le proponemos a sus directivos que no se adapten a los cambios, indudablemente no tardará mucho en desaparecer del mercado. También podemos observarlo en las religiones… si éstas no se adaptan a los cambios que propone el vertiginoso desarrollo de la sociedad, los feligreses comienzan a migrar a nuevas propuestas espirituales más adaptadas a los momento histórico que corresponden. También ocurre en la política, si los partidos políticos y sus candidatos no modifican sus discursos, no adaptan sus plataformas y propuestas, es decir, no aceptan los cambios que la sociedad les reclama, dejarán de ser elegidos, y por ende, irán perdiendo sus puestos de gobierno. Por su parte, en una actividad laboral, cuanta más estereotipada y monótona es la actividad, mayor es la deserción, ya que la rutina enferma o transforma la situación de las personas en algo insoportable, y por último, todo esto que estamos señalando también ocurre en los vínculos personales, ya sean matrimoniales, padres e hijos, hermanos, amistades, etc., si éstos no desarrollan actividades recreativas y novedosas, de tanto en tanto, y no se proponen re-inventarse o re-descubrirse, llegará el momento en que el hastío, la rutina y el cansancio los terminará distanciando. Es por ello que en psicología social comprendemos que cuando una persona o un grupo de personas se estereotipan, ingresan por el camino de la enfermedad, ya sea, individual, grupal e inclusive social.

CONCLUSIÓN FINAL: Es necesario comprender que estamos absolutamente atravesados por las leyes de la naturaleza, porque somos parte de ella, de manera que, cuando a éstas las ponemos a nuestro favor, podemos tener la certeza que la vida no solo se nos hace más sencilla, sino que además, el crecimiento y desarrollo personal que podemos llegar a experimentar es impresionante. Por el contrario, si las ponemos en contra, nos arrastrará sin piedad.

Ahora bien, habiendo comprendido todo lo señalado, es oportuno decir que tú y solo tú tienes el timón de tu barco, y en consecuencia, decides como navegar esta experiencia de vivir.  Aprovecha las leyes de la naturaleza a tu favor, aprende a renovarte, a re-descubrirte. ¡Sal de tu “circulo de confort”!...  y te aseguro que tu paso por esta vida habrá valido la pena.

Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

jueves, 5 de enero de 2017

La humildad como camino hacia el éxito



Cuenta la historia que en cierta oportunidad el famoso comediante y gran mimo Charles Chaplin pasaba con su coche por un pueblo de los Estados Unidos y vio un cartel en donde se anunciaba un concurso de imitadores de Chaplin. Sorprendido por el hecho, se detuvo y sin pensarlo demasiado se inscribió.

En el mismo se presentaron siete concursantes, y sin darse a conocer como el verdadero Charles Chaplin, él mismo participó del evento. Lo curioso fue que al finalizar quedó en segundo lugar.

Luego de conocer el veredicto del jurado Charles Chaplin fue a felicitar a quien en esa oportunidad resultó el ganador, y le dijo:

- ¡¡¡ LO FELICITO !!!… LO HACE USTED MEJOR QUE EL PROPIO CHARLES CHAPLIN !!!, 
- ¿Usted cree? Le respondió el imitador.
- Si desde luego que si -  le replicó - Observe que hasta el mismo jurado así lo cree.

Finalizada estas palabras se marcho sin jamás darse a conocer.

Sin duda que ésta es la HUMILDAD que distingue a las personas que llegan a ser GRANDES, más sin embargo, en nuestra vida cotidiana con frecuencia nos suele ganar la vanidad, el orgullo, la soberbia… en fin.

Es importante comprender que la llave maestra que nos abre el camino del aprendizaje es la sencillez y la humildad interior. De hecho, la falta de ella es uno de los más importantes obstáculos en el camino del coaching.

Solos no podremos hacer nada. Cualquier sendero que emprendamos, indefectiblemente estaremos necesitando de la ayuda que nos brindan los demás. Entonces, para ello es necesario estar abiertos y receptivos a lo nuevo, a lo novedoso, a lo distinto, ya que ésto nos permitirá salir de la rigidez y hacernos flexibles frente a los cambios que se presenten en nuestra vida cotidiana.

Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

miércoles, 16 de noviembre de 2016

¿Por qué es importante el desarrollo de una buena autoestima?



Mucho se suele hablar y decir de la autoestima… existen tratados, libros y una enorme cantidad de artículos al respecto,  pero… ¿Por qué es tan importante el desarrollo de una buena autoestima?

La respuesta la encontramos en destacadas autoridades como por ejemplo Henry David Thoreau que haciendo referencia a la autoestima nos dice: “Lo que una persona piensa de sí misma es lo que determina o indica su destino.” Por su parte James Allen en su brillante libro “Como el hombre piensa”. Nos dice “El universo no nos da lo que nosotros queremos, sino lo que somos”, por último y como una forma de citar a verdaderas autoridades nos viene a la memoria Emmanuel Kant, quien en su libro “Critica de la Razón Pura” nos dice: “El exterior es el reflejo del interior”. En conclusión, esa valoración que tenemos sobre nosotros mismos, (autoestima), definitivamente impactará en todos los órdenes de nuestra vida. Determinará la persona que somos, porque nos lleva a decidir la carrera, emprender un trabajo, conseguir amigos, frecuentar espacios y lugares, elegir una pareja, etc.

Ahora bien…

Una persona con alta autoestima siente que se les quiere y aprecia, por lo tanto tiene mejores relaciones, son más sociables, son más proclives a pedir ayuda y apoyo a los amigos y la familia cuando la necesitan. Confían y creen firmemente en que pueden alcanzar sus objetivos y solucionar problemas y tienden a rendir más en sus actividades. Por lo tanto tener una buena autoestima le permite al individuo aceptarse a sí mismo y a vivir la vida de una forma plena.

¿Qué ocurre cuando existen problemas de autoestima?

Las personas que tienen una imagen pobre de sí mismas, tienden a relacionarse y/o involucrarse en situaciones complejas que con seguridad les suele generar infelicidad. Por ejemplo cuando conocen a alguien que los trata bien, que las aprecia y se brindan hacia ellas, éstas hacen todo lo posible, (y lo imposible también), para estropear esa relación. En pocas palabras… se transforman en sus propios saboteadores.

Algunos Indicadores de alta y baja autoestima

Autoestima alta: Siente paz interna, se establecen metas realistas, se desarrolla la amistad y las relaciones armoniosas, se sabe aceptar a sí mismo con sus luces y sombras, se es tolerante y comprensivo, se es optimista.

Autoestima baja: Anticipa resultados negativos, va en busca de objetivos no realistas, se establece relaciones complejas y competitivas, se tiende a comparar permanentemente con los demás, acusa a los otros y busca hacerlos sentir culpables, aislamientos, timidez, no se expresa lo que se siente, pesimismo, narcisismo, egocentrismo.

Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

¿Por qué es importante el desarrollo de una buena autoestima?



Mucho se suele hablar y decir de la autoestima… existen tratados, libros y una enorme cantidad de artículos al respecto,  pero… ¿Por qué es tan importante el desarrollo de una buena autoestima?

La respuesta la encontramos en destacadas autoridades como por ejemplo Henry David Thoreau que haciendo referencia a la autoestima nos dice: “Lo que una persona piensa de sí misma es lo que determina o indica su destino.” Por su parte James Allen en su brillante libro “Como el hombre piensa”. Nos dice “El universo no nos da lo que nosotros queremos, sino lo que somos”, por último y como una forma de citar a verdaderas autoridades nos viene a la memoria Emmanuel Kant, quien en su libro “Critica de la Razón Pura” nos dice: “El exterior es el reflejo del interior”. En conclusión, esa valoración que tenemos sobre nosotros mismos, (autoestima), definitivamente impactará en todos los órdenes de nuestra vida. Determinará la persona que somos, porque nos lleva a decidir la carrera, emprender un trabajo, conseguir amigos, frecuentar espacios y lugares, elegir una pareja, etc.

Ahora bien…

Una persona con alta autoestima siente que se les quiere y aprecia, por lo tanto tiene mejores relaciones, son más sociables, son más proclives a pedir ayuda y apoyo a los amigos y la familia cuando la necesitan. Confían y creen firmemente en que pueden alcanzar sus objetivos y solucionar problemas y tienden a rendir más en sus actividades. Por lo tanto tener una buena autoestima le permite al individuo aceptarse a sí mismo y a vivir la vida de una forma plena.

¿Qué ocurre cuando existen problemas de autoestima?

Las personas que tienen una imagen empobrecida de sí mismas, tienden a relacionarse y/o involucrarse en situaciones complejas que con seguridad les suele generar infelicidad. Por ejemplo cuando conocen a alguien que los trata bien, que las aprecia y se brindan hacia ellas, éstas hacen todo lo posible, (y lo imposible también), para estropear esa relación. En pocas palabras… se transforman en sus propios saboteadores.

Algunos Indicadores de alta y baja autoestima

Autoestima alta: Siente paz interna, se establecen metas realistas, se desarrolla la amistad y las relaciones armoniosas, se sabe aceptar a sí mismo con sus luces y sombras, se es tolerante y comprensivo, se es optimista.

Autoestima baja: Anticipa resultados negativos, va en busca de objetivos no realistas, se establece relaciones complejas y competitivas, se tiende a comparar permanentemente con los demás, acusa a los otros y busca hacerlos sentir culpables, aislamientos, timidez, no se expresa lo que se siente, pesimismo, narcisismo, egocentrismo.

Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

viernes, 23 de septiembre de 2016

Los quiebres en la vida



Cuando el hombre puede cuestionarse los problemas de su vida, es porque ya tiene la base para poder resolverlos. Solo necesita el cambio.

Muchas veces, en el momento de presentarnos ante alguien, solemos decir "está todo bien"… pero en realidad sabemos que existen temas a resolver, o bien, espacios que requieren de nuestra atención, sin embargo daría la sensación que no los reconocemos, entonces, nos quedamos esperando como si ellos se pudieran solucionar solos.

La realidad nos señala que estos espacios no solo necesitan de nuestra atención, sino que además, es imperioso que sepamos declarar nuestros quiebres si no queremos seguir en un círculo de confort que nos terminará por asfixiar a la larga o a la corta.

Pero… ¿Qué es un quiebre?

Podemos distinguir a un quiebre como a la posibilidad de decir BASTA cuando no queremos más algo que nos está ocurriendo.

Por otro lado la declaración del quiebre está profundamente relacionada con el tiempo que transcurre entre el momento en que necesitamos decir basta y el momento en que podemos hacerlo.

Es de destacar que muchas veces dejamos postergada esa posibilidad por falta de atención, y no nos damos cuenta que, de no dirigir nuestra mirada al tema que debemos resolver, ese momento no llega nunca a menos que lo hagamos llegar nosotros mismos, en consecuencia, es probable que nos esteriotipemos y sin darnos cuenta impedimos, no solo la posibilidad de un cambio, sino también, nos privamos de la posibilidad de aprender. Dicho con otras palabras… sin quiebres no hay aprendizaje ni crecimiento.

Lo cierto es que los quiebres permiten que aquello que era invisible ante nuestros ojos, hasta un determinado momento, ahora se nos hace patente y presente.

Un quiebre es una interrupción en el fluir mecánico de nuestra vida mediante una toma de conciencia en un campo específico que antes no identificábamos. Es cuando lo automático del devenir de la vida, es interrumpido por un momento de atención, luz y conciencia.

Ahora bien…

Es importante destacar que no podemos confundir la palabra quiebre con problema, ya que la palabra problema trae, en sí misma, una connotación negativa, mientras que la palabra quiebre puede ser algo positivo.

El problema deja una sola alternativa que es resolverlo, pero nunca lo dejaremos de ver como un problema. Sin embargo, cuando vivimos los hechos desde la óptica de un quiebre, lo interpretamos como una oportunidad.

Sin duda que muchos de los "problemas" que vivimos se disolverían, como tales, si supiéramos tomarlos como verdaderas oportunidades, pero para ello debemos variar el juicio y la interpretación que hacemos del hecho. Expresado con otras palabras, debemos dejar de buscar soluciones a nuestros problemas para empezar a trabajar en las oportunidades que los hechos y las circunstancias nos brindan.

Si cambiamos nuestros juicios de valor, cambian nuestras conversaciones intrapersonales, y en consecuencia haremos de nuestra vida un mundo distinto.

"Los problemas siempre nos acompañaron. El problema no es el problema, el problema reside en la forma que la gente los encara. Esto es lo que destruye a las personas, no el problema. Entonces, cuando aprendemos a encararlos de una manera distinta, lo manejamos de una manera distinta y se tornan distintos”. Virginia Satir
Me gustaría llevarlo en este momento a un espacio de reflexión:

¿Está todo bien en su vida?, ¿En todas las áreas?, ¿Qué es lo que aún esta tolerando?, ¿Hasta cuándo piensa no darle importancia a ese tema?, ¿Cuándo se va a animar a decir BASTA para tener la oportunidad de volver a empezar?

Recuerde que cuanto más dilate esa declaración del quiebre, no solo se estará privando de la posibilidad de aprender y cambiar, sino que la situación cada día se irá tornando más agónica y asfixiante.

Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

martes, 20 de septiembre de 2016

El Perdón


¿Con qué personas estás resentido?, ¿A quiénes no puedes perdonar?

Seguro que alguna vez has sabido escuchar que es necesario perdonar, porque esta es la clave para liberarte. Pero… ¿Qué es perdonar?

¿Acaso perdonar es sinónimo de amnesia?... Cuántas veces hemos escuchado que perdonar es olvidar? y me pregunto… ¿será tan cierto eso?... ¿Si olvidamos lo ocurrido, no corremos el riesgo de volver a padecer una y otra vez lo que en su momento nos lastimó, ya sea con la misma persona, con otras, o con uno mismo?...

Entonces... ¿Qué es perdonar?

Definitivamente es necesario comprender que el perdón, desde nuestra óptica, redime al ofensor de sus culpas y a partir de allí nos liberamos de las ataduras.

Uno puedo decidir perdonar a alguien, que no está arrepentido del daño ocacionado, ya que quizás si tuviese una nueva oportunidad lo volvería a hacer, más sin embargo el olvido frente a este hecho sería no capitalizar dicha experiencia, en cambio el perdón si nos permite aprender.

Hemos escuchado muchas veces la frase: "yo perdono, pero no olvido", y cuando ello sucede también solemos escuchar que si no olvidamos es porque no hemos perdonado, pero esto es un error, como ya dijimos, el perdón no implica olvidar. El perdón no produce amnesia, no es indispensable que olvidemos para perdonar, puedo perdonar y estar consciente del daño que se me hizo, pero he decidido que ya no me va a afectar más en mi vida.

Hay un punto muy importante, y es que somos dueños de la decisión de perdonar. Entonces decidimos voluntaria y conscientemente ya no traer al presente las cosas pasadas, incluso nos mantenemos firmes en no criticar, ni agredir a la persona que nos ofendió. Sin embargo, no podemos decidir dejar de sentir; lo que si podemos hacer es no permanecer en el sufrimiento.

Cuando usted decida perdonar de una vez a alguien, es indispensable que lo confiese con su boca, no piense en el perdón, declare el perdón, no importa que usted esté sólo, quizás va en su cómodo automóvil escuchando música y piense: "si, yo necesito perdonar”, “yo quiero perdonar”.

Pero no es suficiente que usted lo piense, hay que confesarlo con su boca, aunque usted esté sólo en un lugar, que salga de su boca libremente. Hay una marcada diferencia entre pensarlo y hablarlo; con nuestra boca tenemos el poder para la vida y el poder para la muerte, poder para atar y poder para desatar. ¡Confiéselo!, cuando lo hable, sienta esa libertad, ese peso extra que se va, seguramente acompañado de lágrimas, de tristeza y de llanto, pero finalmente un ser libre.

Dimensiones del Perdón:

El Perdón puede ser:
  1. Hacia un tercero.
  2. Hacia uno mismo.
Los pasos principales para perdonar a alguien son los siguientes:
  1. Si la carga emocional es muy fuerte y nos sobrepasa es saludable tomar distancia.
  2. Habiendo procedido, frente al hecho como indica el paso anterior, luego debemos identificar con plenitud la herida específica que nos provocaron, (que nos hirió y donde nos afectó), como así también a la persona que lo hizo. Esto es muy importante ya que generalmente cuando nos sentimos ofendidos, descargamos nuestras emociones en personas que nada tuvieron que ver con el hecho, y generalmente son nuestros seres más cercanos y queridos, a quienes a su vez dañamos al no poder manejar nuestras emociones.
  3. El Perdón se basa en la aceptación de lo que pasó y este paso hace referencia a ello.
  4. Una vez identificada la emoción y al ofensor, confesamos el perdón con la boca aunque usted esté sólo. Y esto se potencia más si lo escribimos. No tiene que ir a decírselo a aquella persona necesariamente; lo puede hacer en privacidad donde se encuentre en ese momento. El motivo por el cual no es necesario comunicárselo al ofensor es porque podemos recibir como respuesta "pues mira, si pudiera volvería a hacerlo" como así también puede ocurrir que la persona haya partido y no tengamos la posibilidad de volver a verla.
  5. Cuando el perdón esta orientado hacia uno mismo o hacia un tercero el cual reconoció su ofensa es importante la reparación para que quede completo y cerrado el perdón. Esto significa que el ofensor exprese su compromiso de no volver a repetir la herida u ofensa causada.
  6. Para finalizar este proceso del Perdón y, habiendo transitado por todos los pasos anteriores, se requiere transformar el dolor o herida en un aprendizaje y crecimiento personal. Esto implica preguntarse ¿Qué he aprendido de esta experiencia?... Quizás, entre otras cosas, uno comprende la naturaleza de las personas. “El fuego quema y la electricidad patea”, al comprender esto, entonces nos hacemos más previsores. Pero además podemos trascender lo vivenciado, compadeciéndose por el dolor que el ofensor experimenta. Esto implica un acto de AMOR y GENEROSIDAD que solo lo puede hacer una persona que cuente con verdadera libertad interior.
Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA
www.pnlcbaconsultora.com
info@pnlcbaconsultora.com

martes, 6 de septiembre de 2016

Eleva tu nivel de Ser y crea una vida fascinante.



Suelo señalar mucho en mis clases que aunque parezca increíble uno de los ámbitos donde más podemos aprender son los cotidianos, es decir, aquéllos donde accionamos diariamente. Sin embargo... ¿Cuánto hace que no le ponemos consciencia? Existen muchas actitudes y comportamientos que hemos aprendido desde nuestra más tierna infancia, más sin embargo no los revisamos.

Probablemente creemos que porque lo hacemos cotidianamente, sabemos hacerlo. Pero, por ejemplo, ¿cómo está tu postura corporal en este momento?, ¿Cómo estas respirando?… ¿por la boca quizás... o por la nariz?, ¿Hay tensión en tus hombros o espalda? ¿Cómo sientes tus brazos y tus manos?

Pero esto no es todo. ¿Y si pasamos a otros ámbitos?...

¿Cómo te vinculas con la gente que te rodea?, ¿Desde dónde lo haces?, ¿Cómo son tus conversaciones?, Cuándo enfrentas un conflicto, ¿cómo reaccionas?... ¿Te pones tenso, agresivo, o guardas silencios? ¿Cómo son tus conversaciones personales contigo mismo en esos instantes?

Es importante tener en cuenta que el primer paso para poder administrar algo es comprenderlo, como así también, detectar dónde nuestras capacidades pueden ser mejoradas... y para ello es condición sine qua non, tomar conciencia de quien estoy siendo y quien puedo llegar a SER.

Este proceso requiere también entender la brecha entre nuestras competencias actuales y todas las competencias posibles que podríamos desarrollar en el mismo ámbito en el cual nos movemos.

Vale entonces preguntarnos ¿en qué ámbitos de mi vida no estoy siendo consciente de una posibilidad de aprendizaje?, ¿En qué áreas que aún no estoy viendo, puedo mejorar y aprender nuevas posibilidades?

Qué difícil es aprender algo nuevo, cuando pretendemos hacer las cosas solos, perfectas y en la primera vez!, ¡Qué difícil es aprender algo nuevo, cuando no damos (o no nos damos) permiso para equivocarnos!, ¡Qué difícil es aprender algo nuevo, cuando pretendemos saberlo todo! Y... qué difícil se hace vivir en este tiempo de cambios, con esta dificultad para aprender.

Como adultos, estamos habituados a aprender nuevas técnicas, nuevos conocimientos, nuevas disciplinas. Sin embargo, muchas veces, al llevar estos conocimientos a la experiencia, a la vida cotidiana, suceden cosas distintas de las que esperábamos. Y los resultados que pretendíamos obtener, no llegan. Se nos dificulta llevar a la acción, incorporar en nosotros dicho aprendizaje.

En esta época vivimos en una tendencia a buscar el "cómo hacer" determinada cosa, en buscar "la receta" y muchas veces nos olvidamos del "quién hace". Entonces, sucede que, "los 10 secretos para ser feliz" o "los 10 secretos para la empresa super rentable" no están funcionando. Sin desvalorizar la importancia de lo técnico, proponemos poner el foco en la persona, equipo u organización que buscan cierto resultado.

Antes de preguntarnos ¿cómo se hace?, es importante preguntarse ¿quién estoy/estamos siendo? ¿Qué estoy/estamos viendo? ¿Qué es lo que NO estoy/estamos viendo?, ¿Cuáles son mis/nuestras dificultades? ¿Qué me/nos pasó en una experiencia anterior?, ¿Cuáles son mis/nuestras tendencias?, ¿Qué costos estoy/estamos dispuestos a pagar por aprender?

Tanto en el ámbito personal, como así también en el  empresarial y social, la posibilidad de lograr los resultados que nos importan dependen de las acciones que realizamos. Lo que a veces olvidamos es que no hay acción sin actor, no hay acción en abstracto. La acción, y por ende, el resultado a producir, depende enteramente de quien la lleva a cabo. Dicho con otras palabras, las circunstancias que nos rodean están para aprender y descubrir todas nuestras potencialidades, si huimos de ellas o las rechazamos, solo estamos evitando aprender un poco más de nuestro SER.

En conclusión... eleva tu nivel se SER y crea una vida fascinante, porque conforme vayamos aprendiendo, las circunstancias nos irán acompañando y reflejando. Si tu nivel de SER crece, tu standart no puede seguir igual.

Emmanuel Kant decía: "El exterior solo es el reflejo del interior"... Si tu aprendes y cambias el exterior también cambiará.  

Juan Carlos Lorenzo
Arquitecto, Psicólogo Social
Master Trainer en PNL & Coach Ontológico

PNLCBA CONSULTORA

www.pnlcbaconsultora.com
info@pnlcbaconsultora.com